Que Donald Trump esté envuelto en la controversia es algo muy común ya. No importa que sean fiestas, el político no puede estarse un solo momento sin estar en los periódicos siendo portada. En esta ocasión, su aparición en los medios es para comunicar el cese de una de sus organizaciones benéficas.

La cerrará porque podría crear un conflicto de intereses con su nuevo cargo

El próximo 20 de enero, el presidente electo Donald Trump sucederá a Barack Obama en el despacho Oval de la casa blanca, y como actual presidente debe desvincularse de algunas empresas con las que estaba teniendo relación en los últimos años.

Donald J. Trump Foundation era una organización benéfica que el magnate abrió hace varios años, y que actualmente está gestionada por uno de sus hijos. No obstante, al convertirse en el nuevo Presidente de los Estados Unidos, tener vinculación con esta organización benéfica podría crear un conflicto de intereses con los que los demócratas podrían aprovechar para atacarles.

Es por ello que, el pasado viernes, hizo una rueda de prensa en su club privado Mar-a-Lago en Palm Beach, en el condado de Florida, donde estaba pasando las fiestas con su familia. Según este anunció, va a cerrar la organización, pero buscará otras formas de filantropía alternas para la organización.

Donald Trump tendrá que cerrar su organización benéfica antes de ser investido Presidente

Durante su candidatura, la organización benéfica de Trump fue uno de sus caballos de batalla más poderosos contra su rival electoral Hillary Clinton, pues la acusó de que su fundación tuviera una línea directa con ella mientras era la secretaria del estado de 2009 a 2013.

En octubre de este año, Eric Scheiderman, fiscal general de Nueva York, ordenó que la fundación dejara de aceptar donaciones, porque viola la ley estatal que requiere que las organizaciones de caridad se registren en las oficinas del estado. Además, la organización estaba siendo investigada por recibir algunas donaciones de dudosa procedencia.

Dejar respuesta