El año está casi despidiéndose para dar paso al año 2017 y son muchos los que para celebrarlo deciden tomarse algunas copitas de más con los amigos o con la familia. No obstante, si estas personas son conductores, la DGT informa de no deben coger el vehículo por nada del mundo.

Estos son los efectos que produce el alcohol

Muchos se creen que cuando la DGT dice que no deben beber de más en las fiestas o aumentan el número de controles de tráfico es solo para conseguir más dinero. Pero no, es por la seguridad de los conductores para que no cometan una imprudencia que acabe costándoles la vida a ellos ni a sus pasajeros.

Nochevieja es una fiesta en la que la gente suele beber mucho y esto produce un increíble aumento de accidentes de tráfico por culpa del alcohol, por ello, un año más, informan y recuerdan sobre las consecuencias de conducir bajo los efectos del alcohol: para comenzar, el alcohol hace que las capacidades del ser humano sean más lentas. No se puede reaccionar tan rápidamente y los reflejos tampoco son igual de buenos.

Estos son los peligrosos efectos del alcohol entre los conductores

Además, poco a poco se va perdiendo la capacidad de concentración y aumenta la sensación de sueño y la fatiga muscular. La persona que conduce poco a poco va perdiendo la capacidad de ver o nota como su entorno se va distorsionando. Muchos dicen siempre lo mismo “no importa, yo controlo aunque beba”. Una afirmación que es un autoengaño. Tarde o temprano, el alcohol acaba afectando tanto al organismo que es imposible darse cuenta de lo que está pasando y se pasa a formar parte de casi el 50% de la población que fallece cada año por culpa de alcohol en las carreteras. ¿No es mejor evitar coger el coche durante estas fiestas y buscar otra forma de volver a casa?

Dejar respuesta