Fue poco antes de la llegada de las navidades cuando corría como la pólvora la noticia por Internet de que la actriz Carrie Fisher había sufrido un paro cardíaco mientras regresa de Londres a Los Ángeles en un avión, y aunque se hizo todo lo posible por salvarla, la actriz falleció a los 60 años.

Ambas actrices descansarán juntas

Durante toda la semana que duró la lucha de la actriz por salir adelante, eran sus hermanos y su madre, Debbie Reynolds, quienes se ocupaban de informar a los medios y los fans del estado de la actriz. Reynolds aseguraba que su hija iba a salir adelante, porque era fuerte. No obstante, al final, no pudo vencer a la muerte.

Pocas horas después, se comenzaban a dar homenajes por parte de los fans de Fisher, puesto que todos la adoraban por su papel de princesa Leia en la primera trilogía de Star Wars dirigida y producida por George Lucas. Algunos incluso lucharon para que la actriz tuviera una estrella en el paseo de la fama de Hollywood.

Al día siguiente saltaba otra noticia triste para la familia y para los fans del cine de culto: Debbie Reynolds fallecía al no poder superar la muerte de su hija. La actriz, que entre otros papeles es conocida por su aparición en la película Bailando bajo la lluvia, dio una desagradable sorpresa a sus hijos y sus hermanos.

La familia de Carrie Fisher la despedirá en privado

Según algunas fuentes de la familia People, la ceremonia que organizará la familia va a ser bastante íntima. Será una ceremonia conjunta que se hará el próximo jueves, y al día siguiente, ambas actrices serán trasladadas al cementerio donde recibirán sagrada sepultura para descansar en paz.

Han sido preguntados a diario sobre si van a hacer algún evento con los fans, que sea público para despedir a ambas actrices, pero todavía no han dado detalles sobre si lo sacarán adelante o no.

Dejar respuesta